Aquelarre VI Edición

Esta nueva versión de AQUELARRE no es importante sólo porque corrobora la continuidad de un proyecto expositivo iniciado en 2015 – algo bastante infrecuente en los emprendimientos culturales de nuestro país – sino porque entraña una firme apuesta por el encuentro del público y la pieza de arte, algo encomiable en un tiempo tan difícil como el vivido este año y particularmente doloroso para quienes perdieron a personas queridas. Porque si bien surgió durante los últimos meses una enorme oferta de exposiciones “virtuales” para mitigar la parálisis del circuito galerístico ocasionada por el COVID-19, éstas han servido para subrayar lo irreemplazable de la experiencia directa con los objetos artísticos y que su aplicabilidad es valiosa si actúa únicamente como complemento de lo presencial.

Precisamente esta sexta edición de AQUELARRE subraya, tácitamente, que para una colectividad es tan importante el trabajo del artista contemporáneo como el que existan recintos a los que podamos acudir para vivenciarlo y aprehenderlo; ámbitos físicos en los que se produzca el encuentro – silencioso – entre el espectador y la obra, un tipo de experiencia que la “normalidad” no suele ofrecernos.

La mayoría de disciplinas artísticas – dibujo, pintura, grabado, collage, fotografía, ilustración digital y escultura – están representadas aquí mediante el trabajo reciente de veintitrés jóvenes artífices. El conjunto de piezas reunidas – y producidas prácticamente por miembros de una misma generación – posibilita que detectemos algunos aspectos en común: por ejemplo, la coexistencia plena de diversos medios, así como su confluencia en la ejecución de propuestas eminentemente figurativas y, especialmente, la preeminencia de la imagen femenina en esas poéticas, algo determinado, sin duda, por la predominancia de artistas mujeres dentro de la nómina de expositores. Y esto merece destacarse pues la imagen de la mujer que constituyó un “tema” o un “tópico” para los artistas – mayoritariamente varones – a lo largo de los siglos, adquiere una significación distinta cuando su autora es también mujer. Y en particular cuando aborda temáticas que hasta hace poco eran infrecuentes bajo su impronta, como aquellas en las que reconocemos la evidencia de una liberación psíquica irreversible y, sobre todo, cuando transparenta el cuestionamiento o la crítica a su valoración como ser social en el presente patriarcal y convulso que le ha tocado vivir y transformar.

La nómina de artistas está integrada finalmente por tres grupos: el de los “artistas seleccionados” previa convocatoria, como Carmen Chávez, Fernando Dolorier, Pamela Leichtle (Chile), Cristal Luque, Camila Pérez, Diana Vela, Joseph Yanqui. El de los “artistas invitados”, donde encontramos a María Ababdon, Yannete Delgadillo (“Antagónica Furry”), Bruna Denegri, Slink Dueñas, Yone Maquino, Wynnie Minerva, Delfina Nina, Gloria Quispe, Marcos Rey (España), Alexandra Thomas y Janina Trujillo. Y finalmente el conjunto conformado por las cinco artistas de Arequipa que integran Quipa Studio, el colectivo organizador de la exposición: Sol Alejo, Rosario Alvis, Marita Chávez, Angela Salas y Verónica Torocahua.

Manuel Munive Maco
Diciembre, 2020

Organizadoras



Etérea

Exposición paralela del Colectivo QUIPA Studio dónde se muestra la propuesta visual de nuestras integrantes. Realizado en la Biblioteca Regional Mario Vargas Llosa de Arequipa.

Catálogo Aquelarre

Proyecto Aquelarre y Colectivo QUIPA Studio agradece habernos acompañado el final de temporada y del año celebrando con nosotras esta sexta edición.